¡UNA CONVULSIÓN FEBRIL!

Me ha parecido muy interesante.

CUENTOS PARA APRENDER A SALVAR VIDAS

 Cuando terminó la consulta, el pediatra se asom20150323_135857ó al pasillo para ver si quedaba alguien. Una madre y su hijo estaban sentados esperando, aunque no estaban citados ni parecía que el chico estuviese enfermo.

-Pasen, pasen – les dijo el médico, un poco extrañado. La madre empezó a explicarse.

-Yo quería pedirle un favor, doctor. Mi hija pequeña sufrió una convulsión febril, y mi hijo Pau lo vio todo. Y yo no he sabido explicarle lo que le pasó a su hermana, porque nosotros tampoco lo entendemos muy bien. Quería preguntarle si usted podría explicárselo; porque está muy nervioso y asustado desde entonces.

-¡Ay, madre! – exclamó el médico -. ¡No me extraña que te asustaras! Una convulsión es muy alarmante cuando no entiendes lo que estás viendo. Entrad, entrad. A ver qué puedo hacer.

Entraron en la consulta y se sentaron los tres.

-¿Cómo se llama tu hermanita? –…

Ver la entrada original 3.939 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s